Colegio San Vicente Ferrer - Cullera

Basta Ya de Muertes Sin Sentido

Ver más...

Una llamada a los educadores con pasión.

Ver más...

El próximo curso escolar comenzará el 12 de septiembre en la Comunitat Valenciana

Ver más...

Mensaje del Superior General para la fiesta de San Marcelino Champagnat

Ver más...

Circular 9: final de curso

Ver más...

Maristas Cullera celebra su VIII edición del Día SED.

Ver más...

Salida fin de curso. Se acaba una etapa.

Ver más...

DIPLOMA DUAL en MARISTAS CULLERA

Ver más...

Maristas Cullera, cuarenta años educando en valores

Ver más...

Circular 8. Cuaresma. Segundo Trimestre

Ver más...

MARISTAS CULLERA #másqueaulas

Ver más...

Manifiesto por la paz

Ver más...

Escolarización 2022. Jornada de Puertas Abiertas

Ver más...

Escolarización 2022-2023

Ver más...

Maristas Mediterránea logra la Certificación Nivel 1 sobre Protección Infantil Institucional de ‘Keeping Children Safe’

Ver más...

Nuestro Claustro se forma en protección de la infancia y adolescencia

Ver más...

*NUEVO* Horario de atención al público

Ver más...

MaristasCullera, #más que aulas.

#SomosMaristas, una gran comunidad de personas, hermanos y laicos, que caminamos juntos como familia global. Pertenecemos a una institución dedicada a la educación, con más de 200 años de historia y experiencia en la enseñanza que fue fundada por San Marcelino Champagnat. Somos continuadores de su proyecto: ofrecer una auténtica y completa formación humana a través de la educación cristiana.


La presencia marista en Cullera se inició en 1903. Comenzaron a impartir clases en las dependencias de la parroquia de los Santos Juanes. En muy poco tiempo, el número de alumnos superó el centenar de alumnos, de ahí que se pensara en construir un colegio para acoger a todos. En 1922, y sin nadie saber por qué, los hermanos marchan de Cullera. La segunda etapa de los hermanos en Cullera comienza con la petición de la Fundación “Ferrer-Carbonell” para que dirigieran el colegio que habían creado para atender el ingente numero de niños y niñas que se encontraban sin escolarizar. Desde esa fecha hasta el momento siempre se ha mantenido una comunidad de hermanos trabajando en pro del aprendizaje y el crecimiento de niños y jóvenes de nuestra ciudad. Todo ello, en un entorno seguro, garantizando los derechos y la protección de la infancia y ayudando a construir una sociedad más justa, humana y evangélica. Actualmente, además de este colegio, la presencia marista en Cullera se completa con dos pisos de inserción que acoge a personas en situación de exclusión social ofreciéndoles acogida temporal, acompañamiento terapéutico y ayudándoles a que puedan hacer realidad sus sueños.

¿Quieres trabajar con nosotros?

Hazlo ahora

Maristas en las redes