El calendario de hoy nos marca la fecha de 23 de abril, festividad del Día Internacional del libro. Una conmemoración que se celebra a nivel mundial y que tiene como objetivo, fomentar la lectura, y defender la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

En 1995 la UNESCO aprobó la celebración del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor (su denominación completa), a propuesta de la Unión Internacional de Editores.

La fecha escogida no es fruto de la casualidad, sino que se dispuso al tratarse de una cronología trascendente en la historia de la literatura. Fue un 23 de abril cuando los grandes escritores Miguel de Cervantes, William Shakespeare, Inca Garcilaso de la Vega, William Wordsworth o Josep Pla murieron. También coincide que un 23 de abril nacieron los escritores Manuel Mejía Vallejo, Maurice Druon o Halldór Laxness.

La tradición del día del libro en nuestro país se remonta a mucho tiempo antes. El rey Alfonso XIII firmó un Real Decreto el 6 de febrero de 1926 por el que se creaba oficialmente la “Fiesta del Libro Español”. Curiosamente se fijó como fecha la que por aquel entonces se pensaba que había nacido Miguel de Cervantes: el 7 de octubre. Modificándose para coincidir con la fecha del fallecimiento del escritor. Esto es, el 23 de abril.

La celebración de la festividad surgió a propuesta del escritor y editor valenciano, afincando en Barcelona, Vicent Clavel Andrés. El escritor hizo llegar su propuesta a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y ésta la que se haría eco de la misma.

En aquel momento existía en Barcelona la costumbre de que el hombre le obsequiara una rosa a la mujer (una tradición que se remonta al siglo. XV) con motivo de la festividad de Sant Jordi, patrón de Cataluña. A propuesta de Clavel se comenzaría a regalar también a los seres queridos con libros. La festividad y el canje de libros tuvieron un rápido seguimiento en toda España.

Con esta idea, nuestro colegio ha querido hoy traer a nuestros alumnos y alumnos la magia de las palabras. Les hemos hecho ver que la experiencia de la lectura no se puede describir, hay que vivirla. Quien no disfruta leyendo es porque nunca ha experimentado esa sensación especial y única que producen las palabras.

Os invitamos, en el día de hoy, a que busquéis el lugar más cómodo de vuestro hogar, vuestro rincón preferido y que disfrutéis de un rato de lectura o lo que es lo mismo a soñar y a dejaros llevar a otros lugares y a otros tiempos. Y si tenéis pequeños en casa, ofrecerle la posibilidad de leer con ellos aquellos cuentos que nos acercaron a nosotros a este fascinador mundo de la lectura: Caperucita Roja, Los Tres Cerditos, Cenicienta, El Flautista de  Hamelín, Blancanieves y los 7 Enanitos, La Ratita Presumida, Pulgarcito, El Gato con Botas y muchos más.

Feliz día del libro a todos y a disfrutar de la lectura.