El pasado lunes y martes, los alumnos de Ed. Secundaria y segundo ciclo de Primaria celebramos la Eucaristía de INICIO DE CURSO, donde pedimos a Dios y a Nuestra Buena Madre que nos acompañase en cada momento de este curso y nos ayudase en los momentos difíciles que seguramente tengamos.

Nos reunimos como una gran familia en torno a la mesa eucarística, que es la mejor forma que tenemos los católicos de agradecer a Dios todos los beneficios que de Él recibimos cada día.

¿Quiénes nos escuchan? ¿Dónde escuchamos? ¿Nos escuchamos a nosotros mismos? ¿A los demás? ¿Al mundo? ¿Y a Dios, lo escuchamos?

El lema de este curso “ESCUCHA” nos invita a atender, con diligencia, todo lo que Jesús nos propone en el evangelio para ser auténticos y felices cada día. No se cansa de mandarnos mensajes de esperanza y ánimo además de enseñarnos una manera concreta de vivir. Es importante prestar atención para poder poner en marcha sus enseñanzas.

Gracias a todo el alumnado, tanto de primaria como secundaria, por su actitud abierta, alegre y participativa. Ojalá que como nos ha dicho D. Mario (párroco de San Francisco de Asís), sepamos hacerle un hueco a Jesús, en nuestra vida, para que sea uno más entre nosotros.